Han pasado la friolera de 14 años desde que estoy en Internet. Por aquel entonces junto a @oscardelahuerga y @angelmorenov pusimos en marcha nuestra primera web. Cada uno seleccionó el tema que le ocupaba y la pusimos en marcha; Oscar sobre el LigthWave, el programa que utilizaba para hacer animaciones en su flamante Amiga, Angel sobre el Potoso, el programa en el que creo que mas horas sigue haciendo, sólo que sería la versión 0.5 o algo así, y yo sobre electrónica, deformación profesional además de hobby mio durante muchos años.

Cajón de sastre El título no podía ser más sugerente, o menos, “Cajón de sastre”, vamos, un sitio donde meter lo que se nos ocurría, pero creo que aprendimos mucho. Para hacer está página la herramienta era el Netscape 3.0.1 y a mi me sirvió para aprender a manejar un servidor remoto, a ver el lenguaje HTML con el que todavía seguimos haciendo las tripas de este internet de hoy en día, mas evolucionado, pero basado en el mismo lenguaje. También me sirvió para hacer mis pinitos en la programación para la creación de páginas. Estás páginas tenían un control de estadísticas basado en un script hecho en Perl por Usama Wazeer que encontré por internet y adapté a lo que quería conseguir y un libro de visitas en el que se podía escribir, ya en 1997, basado en otro programilla de Matt Wright escrito en Perl y que modifique a mi gusto.

Por cierto, podéis ver las páginas en http://www.martinezalegre.com/internet1997, que las disfrutéis.

Como cada vez que compro algo por internet el lugar de entrega era la guardería donde trabaja mi mujer, así no tengo que preocuparme de horarios, que encontrar a alguien en casa es complicado. Cuando llegó el transportista preguntó si era para allí y mi mujer, que sabía que debía llegar, respondio: “Si, es el tocadiscos”. Y el trasnportista soltó: “Pero todavia existen los tocadiscos?”
Lenco-L-3807
Lenco L-3807

Así es, todavia existen, son útiles y se pueden comprar, de hecho esta semana yo he estrenado esta maravilla que me recuerda muy mucho los tiempos en que aprendía lo que era la música junto a “Suso Pincha” cuando ponía algún disco que otro en algun rato que no tenia que estar poniendo copas con un ritmo frenetico.

Y es que tenía muy olvidada mi coleccion de casi doscientos vinilos, con las muestras de mi formación musical; jazz, soul, funky, disco, pop, … Para mi una colección llena de joyas. Hace poco leí en algún sitio que nuestros gustos mucicales son una parte importante de nuestra educación.

Lo más importante de todo es volver a “tomar” la música como haciamos antes, para mi era algo para lo que necesitabas tanta concentración como para leer, o quzás más. Creo que no se degusta de la misma forma un disco para el que te levantas, seleccionas, lo pones en el plato, lo limpias, colocas la aguja, retocas el volumen y hasta cierras los ojos con algunos, que seleccionar lo que va a sonar de tu coleccion de itunes, spotify o lo que toque. No es lo mismo.

Y los recuerdos? Pueden ser los mismos, porque los asociamos a las canciones, pero la predisposición es bastante diferente.

No crees?

Esta es la primera entrada, como decian Kernighan & Ritchie en el libro en el que mostraban su nuevo lenguaje de programación allá por el año 1973, hace la bobada de 38 años.

The C programming language
The C programming language

Si, ya se que suena carca, pero uno tiene la edad que tiene y no podemos perder los origenes, yo empezaba a tocar ordenadores con las indicaciones de estos señores hace ya unos añitos. Ahora los editores son mas monos, los ordenadores un poco mas potentes, hay clases, objetos, el software es un servicio, esta la nube y hay nubarrones de vez en cuando, pero la esencia de la programacón creo que es la misma: Conseguir que estas maquinas hagan lo que queremos.

Bueno, veremos lo que da de si esto de escribir un blog.