Ya está disponible la versión definitiva del nuevo sistema operativo de Microsoft a través de Technet, que sale a la venta el 26 de octubre, y puesto que me va a tocar trabajar con este nuevo sistema estoy empezando a probarlo.

La primera sensación es buena, muy buena, diría yo, pero el cambio es muy grande. La idea de tener un mismo sistema para ordenadores y tabletas hace que el interfaz, lo que vemos y con lo que interactuamos, cambie muchisimo.

Nos va a permitir trabajar con nuevas aplicaciones diseñadas con un aspecto totalmente distino a lo que estamos acostumbrados, adaptadas para tocar. Lo bueno es que seguimos teniendo la parte anterior para seguir trabajando con los programas anteriores, escritorio, iconos y demás, ya que  la base es Windows 7, un SO que me parece que funciona muy bien, de hecho las ventas así lo demuestran. Es como si juntaramos dos mundos en uno, el mundo de las tabletas (y los móviles en breve) y el mundo de los ordenadores.

El menú inicio a desaparecido y muchas veces se le echa de menos, pero creo que gracias a los atajos de teclado vamos a ser más rapidos.

Otro cambio muy importante es la vinculación de los usuarios del equipo con la nube de Microsoft. Yo he probado las tres versiones que han salido, la preview release y la release candidate y los cambios que he ido haciendo de la pantalla de inicio prevalecen, solo les falta que instale las aplicaciones.

Seguiremos informando….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.