A estas alturas todo el mundo ha oído hablar del virus o ciber ataque de la semana pasada. Voy a intentar hacer un resumen que todo el mundo entienda y sobre todo sacar alguna conclusión de andar por casa que todos podemos aplicar.

Cinco preguntas sencillas creo que pueden servir:

¿Qué ha pasado?

Sencillo, un virus consiguió colarse en empresas como Telefónica, la Seguridad Social inglesa u organismos estatales y servicios de transporte en Rusia y parar unos cuantos ordenadores. Como ahora la dependencia de los ordenadores es mucha esto logra causar estragos y sobre todo saltar a los medios y que todos nos enteremos, a pesar de que en la historia ha habido infecciones mucho peores como Conficker

¿Cómo ha pasado?

Los malos mandan correos pensados para llamar la atención, esos con una factura o un envío de un paquete que nos han llegado a todos alguna vez. Alguien dentro de la organización, inocentemente, lo abre y el virus empieza a funcionar, haciendo dos cosas:

En este caso estaba pensado para aprovechar un fallo de Windows y propagarse para infectar a otros ordenadores.

Además, coge los documentos, fotos, hojas de cálculo, … que encuentra y los cifra, esto es, los transforma de forma que sin una clave no se pueden devolver a su estado normal y no se puede acceder a su información. Sacando una hermosa pantalla que dice que si quieres recuperarlos tienes que pagar.

¿Me puede pasar a mi?

Seguro que lo has oído o leído en muchas ocasiones, no hay seguridad cien por cien, si ha conseguido entrar en una empresa como Telefónica que no creo descuide la seguridad informática el primer aprendizaje que podemos sacar es que nadie está a salvo.

¿Se puede evitar?

Como decía es imposible evitar, pero si se pueden evitar, y mucho, los efectos. Fíjate lo que ha hecho, aprovechar un click inocente en un correo, este es el primer punto a evitar, en caso de duda, no pinches.

Lo siguiente que hace es propagarse aprovechando un fallo. Por lo tanto, segundo punto, hay que actualizar, es un incordio, sí, pero si un fabricante de un programa, de un móvil o cualquier tecnología saca una actualización, aplícala. Cada vez que no apliques una actualización debes ser consciente de que dejas una puerta abierta a un malo.

La consecuencia final era perder la información, y la forma de mitigarlo es tener copias de seguridad. También es un tedioso, si, pero hay que hacerlo. Si pierdes los datos, pero tienes copia, pues el desaguisado no es tan grande. ¿Imaginas que se pierden todas tus fotos, o toda tu contabilidad, o todos los datos de tus clientes, o …..?

¿Hemos aprendido algo?

Bueno, si has llegado leyendo hasta aquí seguro que empiezas a pensar en las tres cosas que creo que son fundamentales: no abrir cosas raras, actualizar y hacer copias. Así que la respuesta es que sí. Y por último hay una cosa que NUNCA debemos perder de vista: los malos no son tontos y se ganan la vida con esto.

Ahora tu pregunta: ¿Te tomas en serio la seguridad de tus datos?

4 Gedanken zu “¿Te tomas en serio la seguridad de tus datos?

  1. Sí señor, sabios consejos, como bien dices, no estamos exentos, pero éstas son las únicas formulas para poder mitigarlo.
    Clarito y conciso, como siempre.
    ; )

    Responder

Deja un comentario